sábado, 21 de abril de 2012

DISCURSO DE BIENVENIDA EN LA GRADUACION XXXIV DE LA UAPA Y PRONUNCIADO POR LA VICERRECTORA ACADEMICA







Por la Dra. Magdalena Cruz
Vicerrectora Académica 
UAPA




Saludo a la mesa de honor, Consejo Académico, graduandos, , amigos de la prensa , público en general.

Tengo el alto honor de darles la más cordial bienvenida a esta Trigésima Cuarta Graduación Ordinaria, en la que egresamos 270 nuevos profesionales. Hoy es motivo de júbilo, por tratarse de un acontecimiento que permea los cimientos de nuestra nación.

Estamos conscientes del rol que nos corresponde como Institución de Educación Superior  a Distancia ante la sociedad y  del alto compromiso  de  responsabilidad social  que  hemos  asumido en estos 17 años  de existencia.

Nuestro sistema es altamente inclusivo, capaz de llegar a todo público, ofreciendo igualdad de oportunidades, además aprovechamos las potencialidades que ofrecen las nuevas tecnologías y contamos con un entorno virtual de aprendizaje, como herramienta que vincula las relaciones entre el  facilitador y el participante, a través del que se desarrolla parte del proceso de Enseñanza y Aprendizaje, favoreciendo de esta manera la calidad de la educación.

Muestra de la eficiencia de este sistema es que en la UAPA, nuestros participantes estudian y al mismo tiempo realizan otras actividades productivas de forma simultánea, lo que beneficia  a ellos mismos, a sus familias y  por ende  a la sociedad. Esto nos enorgullece y motiva a mantener altos estándares de calidad, por tanto continuamos comprometidos a formar profesionales competentes, capaces transformar paradigmas y de adaptarse a los entornos competitivos actuales que son cada día más exigentes.

 Graduandos este es el momento, en el que se cumple aquel sueño de ser profesionales, pero es el primer día de una vida de compromiso permanente ante Dios, la sociedad y nosotros mismos.

Sabemos las necesidades que afectan nuestra nación, en este sentido cada uno de ustedes,  tienen el compromiso de ser protagonistas de los cambios que se requieren para mejorar considerablemente.

Ser optimistas nos convierte en un grupo selecto de activistas con principios éticos y socialmente responsables, capaces de ver más allá de nuestro alrededor inmediato y preocuparnos por nuestro entorno general y hasta de nuestro planeta que tanto necesita de nuestros cuidados.

Es triste comprobar cada día los males que han afectado  nuestro mundo y que todavía lo hacen en la actualidad, como son el calentamiento global, la deforestación, la caza de animales en peligro de extinción, etc. No podemos permanecer ajenos a esta realidad y la misma debe convertirse en nuestra oportunidad más valiosa para ser partícipes de un cambio gradual y efectivo.

Como plantea  Lerma, Joan:Cito "Los cambios sociales y económicos de las sociedades industriales han provocado un alarmante retroceso de los valores éticos: honestidad, solidaridad, sentido del deber, reconocimiento del esfuerzo leal y del trabajo bien hecho."

En tal sentido a partir de este momento ustedes serán retados a ser personas de bien o de mal, está en cada uno mantenerse firmes y elegir el camino para el que fueron creados, por lo que les animo a mantenerse coherentes en un rol positivo de transformación social, cultural y empresarial.

Tomen el mando, ahora es el momento. Utilicen su formación para el bien.
FELICIDADES Y QUE DIOS LES BENDIGA.
CONTINUEMOS.




















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada